En los últimos años, la cirugía bariátrica se ha vuelto una alternativa más común en el tratamiento de la obesidad; sin embargo, no es un solución para todas las personas. A pesar de haber varios tipos de cirugías, en general, los candidatos son personas que presentan un grado de obesidad importante y que además tienen otros padecimientos que pueden causar complicaciones metabólicas que ponen en riesgo su vida. También se toma en cuenta que los pacientes hayan  intentado  previamente otros tratamientos sin  haber tenido éxito. Un candidato para este tipo de procedimientos forzosamente tiene que pasar  por una minuciosa evaluación previa hecha por  médicos especialistas y por una serie de cambios de estilo de vida. Este tratamiento no se reduce únicamente a la cirugía,  también conlleva cambios en los hábitos de la persona para que pueda tener éxito.

Empecemos por lo básico: ¿Qué es la bariatría?

La bariatría es la rama de la medicina que se ocupa de las causas, prevención y tratamiento de la obesidad. El médico bariatra debe de trabajar en conjunto con un equipo multidisciplinario; requiere del apoyo de un nutriólogo especializado en bariatría, así como de asesoría psicológica con expertos, ya que se debe determinar el porqué no han funcionado los tratamientos previos y evaluar si el paciente realmente podrá apegarse al tratamiento post-quirúrgico de un cambio de hábitos a largo plazo para que la pérdida de peso se mantenga. Incluso, en la evaluación psicológica se podrían derivar tratamientos para padecimientos como la ansiedad, depresión u otros factores que puedan mejorar la salud mental de las personas. También se requiere una evaluación endocrinológica y de muchos análisis y pruebas para que se pueda diagnosticar y tratar a la persona de manera integral y personalizada.

Hay varios tipos de cirugías bariátricas, siendo la manga gástrica y el bypass gástrico las más comunes, pero también hay opciones menos invasivas como la banda gástrica ajustable por laparoscopía. Cada procedimiento es distinto, pero todos causan cambios en la anatomía del aparato gastrointestinal y por lo tanto, cambios en su mecanismo. Después de la cirugía bariátrica, la alimentación tiene que ser muy cuidada, pues el procedimiento tiene un gran impacto en la forma en que se absorben los nutrimentos, es por esto que los suplementos alimenticios,  principalmente los de proteína y ciertos minerales y vitaminas,  son elementos muy importantes en los pacientes post-operatorios.

Una vez que la persona sea ya candidata dependerá del equipo médico y de nutrición definir la dieta y el uso de suplementos dependiendo de cada paciente. 

En muchas ocasiones, desde antes de la cirugía bariátrica se da una dieta especial para llegar en mejores condiciones a la misma, ya sea con suplementos de proteína o de vitaminas y minerales para mejorar los niveles según sea necesario. Después de la cirugía, los pacientes empiezan con una dieta especial de líquidos y poco a poco van incorporando a la dieta alimentos sólidos. Según la cirugía que se haya elegido, esto puede tomar más o menos tiempo, pero para lograr una dieta normal, podría tomar incluso hasta dos años. Es por ello que la suplementación después de la cirugía es tan importante.

Después del procedimiento, es muy importante llevar un monitoreo periódico de nutrición, ya que puede haber algún tipo de mala absorción de proteína o nutrimentos como hierro, vitamina B12, calcio y vitamina D, vitamina A, tiamina y minerales como zinc, selenio y cobre. Las deficiencias de estos nutrimentos pueden tener consecuencias en la salud, como por ejemplo, padecer anemia.

La meta es que la persona logre un cambio de hábitos en su alimentación y que pueda comer de manera equilibrada y correcta, por lo que también se sugiere llevar un seguimiento con un nutriólogo especialista.

La cirugía bariátrica sí puede ser una alternativa para la obesidad en muchos casos, pero debido a que conlleva tantos cambios importantes, cualquier persona que opte por este tratamiento debe conocerlo y analizarlo con un médico especialista y un equipo multidisciplinario. El objetivo de la cirugía bariátrica debe ser parte de un tratamiento INTEGRAL y PERSONALIZADO para mejorar la salud de la persona pues implica cambios tanto internos, como externos.

FUENTE:

https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC5347111/

https://www.researchgate.net/publication/333991037_Nutritional_Support_After_Bariatric_Surgery

https://www.lancsmmg.nhs.uk/media/1431/prescribing-nutritional-supplements-post-bariatric-surgery-version-13.pdf